Mostrando entradas con la etiqueta miniaturas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta miniaturas. Mostrar todas las entradas

sábado, 30 de septiembre de 2017

Saloncito en un farol



"El Arte de imitar"
El tema se las trae...porque parece incompatible imitar y crear
pero en realidad están muy unidos,
Sin arte la imitación carecería de valor 
¿no crees?

Hoy en día disponemos de muchos materiales y recursos a nuestro alcance (aparte de la imaginación de cada cual) para intentar reproducir lo que queramos ya sean objetos o técnicas, marcándole a su vez nuestro sello personal, y eso es justamente lo que vamos a hacer hoy los participantes del Reto Amistoso nº93. Todo un Reto!

Y como muestra un botón...el logo creado con pasión por Yolanda, nuestra flamante anfitriona, que nos lo aclaró en su blog para que no tuviéramos ninguna duda de que hay cantidad de ejemplos, incluso muchas veces los mostramos continuamente en nuestros blogs sin reparar que son auténticas imitaciones de la realidad ¡con mucho arte!

Bueno, pues para no seguir en plan filosófico ¿o sí? sobre el tema... te muestro mi escenificación, en miniatura, de un saloncito fiel a la realidad pero que no la copia si no que la recrea como ilusión. Por lo menos a mí me haría ilusión tener un rincón así a mi escala, parece muy acogedor y tiene buena vista a través de las ventanas 😉


Nos acercamos un poquito más?
-Sobre la rústica alfombra de cuerda...

¡me pondré esas pantuflas tan cómodas!


-Cuidado, que se te cae una moneda...

-Ah, gracias! aunque no cabría en la cesta



y el gato dice que es su escondite!


-¿Te apetece un té calentito?
-Por supuesto, Manolito 😋🍵🍪 mientras tanto me sentaré en el sillón


 Oh, qué veo...con lo que me gustan las plantas ¡cómo luce en su soporte!

En esta casita me quedaré, es luminosa,"amplia", resistente 
 ¡hasta dispone de luz eléctrica! 


Y mañana veré cómo está hecha...¿por cierto, dónde está el té? ¡¡Manolitooo!!

Mira...que nos lo va a explicar ya:
Primero pinté el farol, luego le pegué una cinta de leds y como le faltaba un cristal, 

pues es un farol reciclado, ahí coloqué un plástico rígido con un agujero hecho a la medida para pasar el cable y que quedara disimulado detrás de las cortinas.

Luego lo amueblé con piezas artesanales
Un sillón cortado con un patrón en cartón y forrado de arpillera, pegándola con cola blanca, al igual que la cuerda en dos colores que la bordea por entero.

El pie para la maceta (que es un tapón con decoupage) está formado encajando dos arandelas y cuatro horquillas del pelo.

Las babuchas son dos trocitos de cartón como suela y empeine redondeado, con fieltro adhesivo al que luego añadí lana enrollada para que fueran más calentitos.

El cesto y la alfombra enrollando cuerda y pegándola con cola blanca (y paciencia)

Bueno, eso con cada detalle...
Da como resultado esta casita tan especial


que fotografié por todos lados 

¡es tan mona!

 Ahora vámonos corriendo a Crea2conpasion a ver las grandes imitaciones de mis compañeras ¡que serán obras de arte!



martes, 30 de mayo de 2017

Música de hadas



El tema propuesto para el Reto amistoso 
por su anfitriona Francis es tan armonioso...
que si no quieres perder el compás en un mundo mágico,
dirás: "Música, maestro" 
Y las musas en forma de hadas, tocarán una linda y dulce melodía
al son de viola y arpa encantada.


Del umbroso bosque ellas recogieron ramas, piñas y agujas de pino

y dejando volar su imaginación... 
 de sus manitas destiló "siliconus líquidus" (el pegalotodo mágico universal)

creando así rústicos instrumentos musicales

que adornarán con briznas secas y hojas de sus bucólicos paseos.

El trinar de los pajarillos acompaña las primeras notas
salidas de sus cuerdas, pulsadas por un leve roce de brisa de mayo.
(Agujas de pino como cuerdas del arpa en miniatura, pegadas a las ramas con silicona y tapadas con otra)

Aleteos, susurros, y delicado aroma con tonos de rosa y musgo,
sentados en la hierba, nos regalan el oído 
¡Silencio! escucha...

Cómo se eleva la sinfonía resonando arpegios 
pero ¡oh, capricho! 

una viola tenía que existir!!

 El dúo en concierto sonará muy bien

y para que la velada transcurra plácidamente
 entre sones melancólicos y exquisito Arte
¡ya sólo faltas tú!


Toma asiento y acomódate

y luego vayámonos  con la música a otra parte...
a través de éste enlace.

lunes, 24 de abril de 2017

Detalles para regalar: mini abanicos


Para abanicarnos no...porque son pequeñitos 
pero como detalles de recuerdo en alguna celebración sí quedarían muy bien 
o acompañando el empaquetado de algún regalo 
como éste ágata de caramelo...(click)


...también serían ideales, sobre todo teniendo en cuenta a quien van dirigidos...
en mi caso...¡A Cecilia! 
porque le encanta pintar abanicos (en su blog puedes verlos, son a cuál más precioso!) 
y porque con éste post participo en su Reto de Aniversario 
al estar celebrando su cumpleaños y su aniversario de Boda con todos nosotros.
¡Felicidades!

Ya verás qué fácil y rápido es este Diy, y de paso reciclas varias cosillas que tengas por casa...

Basta con una cápsula de café, un trocito de papel decorado o de scrap, una blonda de papel de encaje, un charm de florecilla y un palito. Se corta un círculo del papel decorado y se pega sobre el de encaje, se dobla y se pega por dentro.

Después doblamos la cápsula de café (ésta es Nespresso) ya vacía y aplanada y la pegamos hasta la mitad por un lado, la doblamos y la pegamos por el otro, con la pistola de silicona.
Le colocamos el palito, haciendo una pequeño corte en la cápsula y por último pegamos el adorno de la flor metálica.

También usé cápsula de café para otro modelo de abanico, o más bien (estoy pensando que se parecen) a un pay-pay... que lleva una pequeña muestra de crochet y una cinta de tela plisada. El proceso es el mismo...

Prueba con la medida de la cápsula que tengas la medida de la cinta y del crochet, pega éste como ves en la foto y luego por el otro lado.

Bueno, en la foto no estaban aún pegadas entre sí, la hice por probar pero como me gusta mucho cómo quedó por eso pongo ésta (quedaría más encajado hacia la cápsula)

Ya ves que se pueden hacer muchas combinaciones... otro ejemplo es éste de abajo que lleva un trocito de tela de encaje, crochet y cápsula. Sólo hay que dejar volar la imaginación...


Por último, se me ocurrió otra cosa...hacerlo plegable! sí 😆 
Sólo con dos blondas de papel de encaje, una blanca y otra dorada, 
que plegamos a modo de abanico.
 Seguro que ésto sabes hacerlo de sobra, pero bueno ya que estoy...
una imagen vale más que mil palabras (o eso dicen)
Metemos la dorada dentro de la blanca, que al ser un poco más grande viene genial para tener las dos capas y que se vea el filo por arriba. Le pegamos un abalorio o la misma flor de antes y le anudamos el borloncillo. 
¡Listo para usar! jiji
para decorar poniéndolos en un marco alargado 
o para regalar de recuerdo.

Por cierto, me los llevo a la fiesta de Cecilia,
 que lo mismo las invitadas están acaloradas 
con tanto champán y tarta


Vente tú también por aquí...

martes, 21 de febrero de 2017

Platos de escayola en miniatura


Al ser tercer lunes de mes, hoy toca reto de "Aprendiendo de todo un poco"
y el tema que propuso la genial Isabel, por ser ganadora del mes pasado, fué "Escayola

Podía ser tanto hacer un diy con este material como decorar algo ya hecho, 
y yo, la verdad, ante este "dilema"...
y teniendo en cuenta que conservo bastantes cosas, figuras, placas... 
de hace cantidad de años, cuando mi padre me enseñó a dorar (al mixtión, con pan de oro) 
pues había decidido ir haciendo fotos a todo lo que estaba localizable, enseñarlas ¡y ya está!
 pero luego, pensándolo bien...me decidí por la otra opción:
hacer algo con escayola ya que eso nunca lo probé
 ¡y ahí estaba el reto para mí!
(y lo demás ya lo veréis en otro post, para no alargar éste en exceso)


Así que compré una caja de escayola en polvo, pesé 100 grs y le fuí echando 50 grs. de de agua, removiendo bien al mismo tiempo (porque enseguida fragüa) pero con la precaución de tener algo más de agua por si había que añadirle (como así fué) para que no quedara demasiado espesa.

Guardé la huevera de unos huevos de codorniz (y corté unos cuantos huecos) Ahora me vendrán fenomenal para lo que pienso hacer...rellenar enseguida parte de la huevera con la mezcla de escayola y poner por encima los huecos que recorté, presionando un poco para que queden con la forma de cuencos o platos hondos.
Eso sí ¡tamaño miniatura! que ya hace bastante que no publico nada (desde ésta o ésta
También aproveché el envase de plástico de un calendario de adviento para hacer imanes o de adorno.
Con la cantidad que usé salieron 9 platos y 7 figuritas

Dejé que se secaran (no tardan demasiado, al ser pequeñas) cerca de hora y media aproximadamente, cerca de la calefacción. Luego las desmoldé y quité con cuidado el sobrante, para pasar a lijarlas alrededor.


En la foto se ve la diferencia...también lijé por la parte interior de los platos.

¡Y me puse a pintarlo todo!

Sin seguir un dibujo en concreto, mejor improvisar!


Qué bien queda donde los coloque...en la mesa...
encima de la chimenea...


en la salita...

Pero ¿qué hago..? tantas fotos y no le he dado barniz! menudo despiste!! Ahora verás la diferencia...
Mejor ¿verdad que sí?


Y la tinta que usé para el plato azul, aunque se corrió me gusta mucho más así! 
es más ¡¡ese era el aspecto que yo quería!!

Me encanta cómo han quedado
y aún tengo otros seis por decorar
¡bieen!


No te pierdas lo que han preparadado mis compañeras, sólo tienes que cliquear aquí.
-------------------------------------------------------------------

Además también participo con éste post en el "Viernes hand made de Little Kimono