Mostrando entradas con la etiqueta Papel. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Papel. Mostrar todas las entradas

miércoles, 8 de marzo de 2017

Zapato decorativo de papel

Si hay algo femenino por excelencia (aparte de muchas otras cosas) son
¡los zapatos!

Ya sean de tacón para estilizar la figura y con bonitos adornos 
o planos y más cómodos pero sin renunciar al estilo 
a todas nos gusta tener un buen par ;-) por lo menos!
¿o no?

Pero ¿a que nunca tuviste uno de papel?...hasta ahora, claro
porque después de que veas lo fácil que es de preparar y el encanto que supone autoregalárselo o confeccionarlo para hacer un regalo a 
tu madre, hermana, hija, prima, amiga o conocida...cualquiera que sea su edad y condición
caerá rendida ante la delicadeza de semejante complemento

Digno de todas ellas, como simbólico y bello presente por 
la labor de compañía, amor y dedicación hacia todos los que forman parte de su vida, ya sean hombres o mujeres...
¡las felicito!
por ser hoy, 8 de marzo, el Día internacional de la mujer.

 Además, lo propuso como tema Yolanda de "Crea2conpasión
(ganadora de la edición anterior)
por coincidir con la fecha de publicación del Reto mensual bloguer@s
y en el que participo con esta entrada.
  
En su blog (cliquea en éste enlace) podrás ver la cantidad de ideas presentadas para homenajearlas tal fecha como hoy o sorprenderlas cualquier otro día, con pequeños y grandes detalles que las hagan sentir todo lo especiales que son: 
inteligentes, comprensivas, cariñosas, competentes, guapas, ingeniosas y 
¡geniales!

Materiales:
-dos papeles gruesos (o cartulinas) decorados que combinen entre sí.
-cinta de raso en beige, morada y otra más fina en terciopelo morado
-una esquina de encaje
-un colgante o charm dorado o a vuestro gusto
-cordoncillo fino 
-tubo de cartón (de papel higiénico por ejemplo)
-pistola de silicona caliente y cola blanca

Procedimiento:
Lo primero es tener un patrón del zapato, descargando alguno de internet (como éste, aquí), dibujarlo sobre los papeles decorados y cortar las distintas piezas que lo componen.
Pegar las solapillas del empeine por detrás de la parte superior de la suela, desde el centro hacia los extremos y luego la solapa del talón.
Medir 2,5 cm. en el tubo de cartón, recortarlo y pegarle un papel como la suela de abajo (al que se habrá dejado solapillas por un lado (mejor por los dos) para así poderlo pegar al zapato. Por el otro lado pegarle un círculo de papel para tapar.

Queda así una vez puesto en su sitio: (aunque no sea foto del proceso)

Ir haciendo pliegues en la cinta de raso beige (o comprarla ya plisada) e ir pegándola por dentro del empeine

Luego ir pegando el cordoncillo por todos los bordes para que quede un remate perfecto.

y los adornos del encaje, lazo morado y colgante

Es entretenido pero uno de los proyectos más satisfactorios que he hecho hasta ahora :)

Espero que te haya gustado la idea, ahora tú puedes decorarlo con tu estilo propio
y ¿sabes? si cogemos un pañuelo o una cinta de flores para el pelo;

y las metemos dentro del zapatito
no sólo será un adorno en sí mismo sino que también se convertirá 
en un sofisticado empaquetado 
Envuélvelo si quieres con celofán y voilá


C'est magnifique! 

Editado:
No tengo palabras suficientes para agradeceros a tod@s los comentarios tan hermosos que me habéis regalado y hacer que mi propuesta haya sido la ganadora de esta edición!

 ¡Yolanda muchas gracias por el diploma que has preparado con tantísimo gusto y cariño!


lunes, 6 de marzo de 2017

Encuadernación japonesa


Tenía guardada esta cubierta de un libro antiguo desde hace años, desde que llegó a casa así tal cual...vacío...Qué pena que ni siquiera tuviera las hojas, que aunque desprendidas o rotas, siempre se pueden restaurar y reencuadernar, pero no era el caso :(
Pensé en varias alternativas para que no siguiera en ese estado tan desastroso 

pero no me terminaba de convencer ninguna...
hasta que Papelísimo anunció como tema de este mes 
"Cómo hacer encuadernación japonesa"
Ahí ya se me encendió la bombillita para alterar este libro vacío, 
manteniendo su "sustancia"
y rellenándolo como un álbum donde guardar recuerdos
(que para eso es vintage ;-)


El proceso lo puedes seguir mucho mejor en su vídeo tutorial:


Yo no lo he hecho igual; puesto que ya contaba con las pastas, no he cortado ni forrado con papel decorado ninguna, si no que he terminado de cortar el lomo (estaba casi suelto) para que sirviera de base a la costura.
En la portada trasera sí que le añadí un cartón de la misma medida del lomo para que quedaran del mismo tamaño y lo uní haciendo una solapa con un papel lo más parecido posible (luego le pegé la cinta para rematar la unión)
El lomo lo reforcé también con una tira de cartón (puesto que sólo quedaba la tela, rota por los extremos)  y a partir de ahí el proceso es el mismo...

Os dejo algunas fotos...agujereando las hojas que previamente recorté a la medida. Bueno sin exactitud milimétrica y quemando un poco los bordes (para que mantuviera el aire decadente)

Luego las pastas, haciendo que coincidan con los agujeros de las hojas:
Metiéndolas entre medias y asegurándolo todo con unos clips para que no se mueva nada 

mientras las coso...de la forma más básica, con el hilo formando ángulos rectos (en el monedero de papel que publiqué en otra ocasión las puntadas eran distintas)
Esta técnica la puedes aplicar para hacer cuadernos, libretas, álbumes de fotos, etc...

Me gusta mucho el resultado, ahora ya sólo queda guardar dentro
  bonitos y queridos recuerdos...de mi infancia
como uno de los muchos bordados que hice en el colegio (6º EGB)


O mis primeros garabatos a lápiz, con tan sólo dos años y medio ;-)

¿Qué te parece?
¿Te animas a preparar el tuyo?

Por cierto, podéis ver las propuestas presentadas en el blog de Papelísimo 
y votar la que más os guste.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Carnaval en el Reto mensual bloguer@s


No sé si te acordarás de la chimenea que renové 
 el mes pasado y con la que participé 
por primera vez.
Pues bien...
¡gané!
¿No 
es 
increíble?
Mil gracias a todas las participantes que votásteis mi propuesta
y   también   a  las   que  os   habéis   animado a   preparar   algo
en esta edición con el tema que propuse: Carnaval

Yo no he asistido a ninguno pero el que más me llama la atención es el veneciano, 
con sus espectaculares y bellos disfraces que reproducen los trajes de época del siglo XVII. 

En aquél entonces la nobleza se disfrazaba para salir a la calle a divertirse, 
mezclándose con el pueblo "común y corriente". 
Y a su vez, el pueblo, durante la "mascherade" se burlaba públicamente de la aristocracia... Asi que las máscaras no sólo servían para ocultar la identidad
 ¡es que eran el elemento más importante! 


Lo más típico era llevar careta blanca con sombrero de tres puntas y ropa oscura pero a partir de 1792 se fué introduciendo el colorido...

Asi que nada mejor que dejar volar la imaginación y echar mano de cuantas cosas encuentres por casa para preparar tu propia máscara o antifaz, como en mi caso.

Con que cortes un papel con la medida deseada (éste es de 20 cm. ancho por 10 cm. alto) dibujes el contorno del antifaz en el papel  doblado para que quede simétrico y lo cortes alrededor, incluídas las marcas de los ojos, ya tendrás tu patrón (sobre el que rectificar en caso necesario) 

Luego trasladas éste a un cartón delgado del color que prefieras, o incluso puedes reciclar portadas de cuadernos usados como he hecho yo.

-Para la versión en rojo, cogí un retal de encaje negro y se lo fuí pegando con la pistola de silicona caliente por el contorno de la parte de atrás del cartón. Lo mismo para los ojos, una vez que se haga un corte por el centro.

Adorné pegándole cintas de lentejuelas blancas alrededor, unos trocitos de terciopelo rojo enmedio y unas plumas arriba. 

En uno de los laterales le pegué una varita para poder sostenerlo con la mano y una cinta plateada enrollada.


Por cierto, que justo el otro día cuando visité a Rebeca del blog "Fábrica de artesanía" anunciaba su Reto desvanero nº20 ¿y a que no te imaginas el tema? 
¡máscaras y antifaces! entonces, qué?...pues me apunto y hoy hago doblete de retos 
(sí, estoy muy lanzada esta semana) Cliquea aquí para verlo.

Editada:También participo en el Reto 3R+1 con arte de Terenya, al haber empleado materiales que no me servían, como el cuello (que seguía guardado después de muchos años)  o las tapas de cuaderno (que hubieran acabado en el contenedor de la basura) Puedes ver muchas más ideas para carnaval, reciclando, si cliqueas en éste enlace.

Bueno, como decíamos antes...
-Para la versión en negro: saqué medio cuello de encaje dorado que andaba guardado en un cajón desde que me lo regalaron, hace muchos años... y ya que le venía bien la medida, me decidí a decorar el antifaz acorde con él.  

Fuí delineando el contorno con un rotulador dorado y haciendo adornos aquí y allá, pegándole perlitas adhesivas y el encaje (con unos puntos de silicona caliente)



Por detrás le pegué un elástico (aunque no hice foto)

Para ser la primera vez que hago antifaces me gusta cómo han quedado, además es una manualidad fácil y muy creativa, ideal para pasar la tarde entretenidos.

Y ahora ya dejo paso a los preciosos trabajos de mis geniales compañer@s, que podréis ver cómo los han preparado cliqueando en los enlaces de sus blogs.

¡Muchas gracias a todos por participar y sobre todo a Cecilia,  a quien invité y no dudó en sumarse y estrenarse en este apasionante mundillo de los retos! 

El haber estado en esta ocasión al otro lado de la pantalla organizándolo todo, ha sido una bonita experiencia y un gran honor :)  

Las cosas de tía Marta


De todo un poquito mía 


La buhardilla de Conchi



Pequeñas grandes cosas

El refugio de Lirtea

Lowcost por el Diy


Creando y fofucheando



Acordaos que este viernes sólo las participantes debéis volver para votar, diciendo en vuestro comentario qué propuesta os ha gustado más. 


¡No faltéis, que os veo desde aquí! jajjaja

Editado a día 11 para anunciar que con este post tuve la gran suerte de ser la ganadora del Reto desvanero nº20 que Rebeca organizó en su blog Fábrica de artesanía.