viernes, 20 de abril de 2018

Libro de hilo chino (zhen xian bao)


Por la traducción del título el "zhen xian bao"
 podría parecer que ésto que véis cerrado es un libro  
y que está hecho de hilo pero no, ni lo uno ni lo otro... 
aunque sí tiene forma de librito o estuche y sí contiene hilos. 

Procede de China y tradicionalmente se usaba para guardar el material de bordado, hilos, agujas, etc. Encontré este tipo de costurero buscando figuras de origami y de inmediato sentí un flechazo, me pareció muy original y bonito, sobre todo viendo los modelos antiguos con papeles hechos y pintados a mano 😍 

y pensé que sería buena idea intentar reproducir uno, aunque sea en su versión más "sencilla"... sí, sí, sencilla...😅 no se trata de un forro vuelto con dos compartimentos como quizá podría adivinarse (a modo de monedero, noo) y tampoco son cuatro...


...que se abren girándolos y pasan de ser cuadrados planos a cubos tridimensionales.  

Aquí hay más cajitas secretas! pues las de color negro también se abren:

y tirando de cada lado aparecen ¡otras dos! ésta vez rectangulares:

Asi que vamos a echar la cuenta, van...10 cajas plegables, de distintos tamaños, distintas medidas, distinto mecanismo de apertura y también hechas de distinta forma...uchh,

-4 cajitas mágicas en el primer nivel 

-4 cajitas "masu" en el segundo nivel (que en realidad son las que primero se hacen, porque las medidas tienen su "aquel" y su misterio y si no lo vas haciendo en el orden y medidas correctas...¡apaga y vámonos! 

                                                  --------------------------------------------
Además yo no me conformaba con calcar las que a lo mejor te puedes encontrar en algún tutorial de internet si no que quería saber el por qué de esas proporciones. Y hasta que no lo averigué no paré... así puedo hacer otras, con distinto tamaño y más cajitas (la mayoría en China son de 31), en distintas capas o de otros modelos, como este crisantemo- símbolo de la buena suerte en China)

-y 2 cajas rectangulares en el tercer nivel

Forman 10, sí; pero no! no son pares, hay otra más
 ¡la gran caja del fondo! la 11, que va forrada por fuera con otro papael un poco más grande, para que tenga solapa de cierre.

En donde caben todos los materiales, ya ocupen más o menos según su hechura...

Este diy ha sido todo un reto! de paciencia, de investigación y de habilidad
pero lo mejor es que me ha gustado muchísimo porque... 


 así acompaño a unas muy buenas blogueras amigas, formando parte del Reto Oriental:


Si quieres ver todas las demás vámonos al blog de Sandrycreaciones 
donde están los enlaces para acceder a cada trabajo.
                                                           ----------------------------------------

Como también puede ser un regalo precioso para el Día de la madre, que aquí en España ya es en Mayo, o en general para cualquier cumpleaños de hermanas, abuelas, sobrinas o amigas me lo llevo al blog de Jen para participar en su Reto Handmade de Little Kimono. ¿te vienes? (click en el logo)

                                                           -------------------------------------------

Nota: Si quieres ver todos los diy's que tengo hechos hasta ahora con temática oriental sólo hay que entrar por éste enlace y si además te apetece completarlo con recetas asiáticas cliquea aquí.

lunes, 16 de abril de 2018

Cubo de zinc decorado


La primavera o te adormece o te altera...
y aunque no lo parezca estamos en ella
¿no ves que en Abril la flor empieza a salir?

Pues llenemos de diy's primaverales el Reto de Aprendiendo de Todo un poco
como quería Consu, de El rincón de los tuneos (ganadora de la edición anterior) 
y contagiémonos de tremenda alergia alegría!


Esta vez voy a probar algo nuevo (para mí)... pintar y decorar un cubo de zinc. Quería darle un aspecto desgastado y que se apreciara mejor la cenefa que tiene, por eso pensé que lo mejor sería pintarla y hacerle un decapado. Luego ya vería qué tal resultaba y si le añadía algún adorno, como así fué con las rosas y puntilla que le pegué.

Primero le dí una capa de imprimación con gesso a todo el cubo, por fuera y por dentro, con esponja

ya que después iba a usar pinturas acrílicas... primero en color Charcoal Gray de La americana, como base. Cuando estuvo bien seco le pasé una vela insistiendo en los relieves, el asa y los bordes.

Luego lo pinté (también con esponjilla) en blanco, una vez seco del todo lijé suavemente el conjunto; en especial los relieves donde pasé la vela.
Por dentro preferí dejarlo en oscuro para que hiciera contraste.

Con la pistola de silicona caliente fuí pegando las flores de fimo casero (puedes ver cómo se hacen cliqueando aquíque envejecí dándoles toques a pincel seco con la pintura oscura. Una puntilla por la parte de abajo completa la decoración.

Una mano de barniz mate y listo para usar...


Como macetero...

o guardando las palitas de jardín

Vamos a disfrutar de la primavera cliqueando en el logo
que nos lleva directos al blog de Anna

miércoles, 11 de abril de 2018

La hora del té...


Hola, buenos días! ¿desayunas conmigo? ¿prefieres té o café? ¿sólo o con leche?
¿o mejor lo dejamos para la merienda si es que te gusta más el chocolate por la mañana?
Por cierto, no tengo ningún cacao mental ni me equivoqué de blog...jajaja 

Es que mi amiga Lola de "El refugio de Lirtea" propuso este sustancioso tema 
para el Reto mensual bloguer@s, del que ella es la anfitriona este mes.

Pero vamos que aunque no te deje ninguna receta podría contarte alguna curiosidad sobre el té y café mientras nos tomamos nuestra taza calentita...y preparo el diy de hoy, que es este cuadrito con repisa para el reloj que tuneé y al que añadí algunos adornos más.


Gustavo III de Suecia estaba convencido de que el café era un veneno... y para demostrarlo hizo un experimento: ordenó a un reo tomar café todos los días y a otro tomar té 😮. La comisión médica que controló el caso dictaminó que: el primero en morir fué el Rey, después los médicos y muchos años más tarde el bebedor de de té. El último fué el reo "condenado" a beber café. ¿Qué cosas, verdad?

Bueno, pues a mí me gustan los dos y me costó decidirme a ver qué hacía para el Reto pero como el reloj tenía ya la forma ideal...simplemente desmontándolo y pintando su carcasa de plástico con pintura a la tiza "sal de ibiza" y un toque de "azul horizonte" en el aro central (después de imprimarlo para que agarrara mejor) cuando estuvo seco le dí una mano de pintura acrilíca metalizada que es tan poco cubriente que parece más una veladura.

Como el motivo central infantil no me gustaba ni pegaba para nada, corté alrededor para aprovechar los números y le pegué un papel de scrapbooking a su medida; montando de nuevo el mecanismo.
A una tabla que tenía por casa también le pegué papel de este tipo, haciendo lo mismo con otra que aproveché de una caja de fresas (pegándolas y atornillándolas entre sí)


Ya con la estructura lista...un encajito por el borde de la repisa, una cinta de pasamanería alrededor de la "pared" y cola de ratón en beige claro en la unión del suelo...son los pequeños detalles que dan un acabado más cuidado

Para recrear la escena usé una tacita y lechera de loza, unas cuentas de plástico, una perla y una caja de té. A la lechera le até un hilo de nylon que sujeté por la parte de atrás, para que quedara colgando y para dar la impresión de que cae una gotita de leche (si es que te gusta así...) sólo hay que pegarle con silicona caliente el alambre que sujeta la perla y cubrirlo después con un poco de algodón, si se quiere disimular.
Para dar la sensación de estar vertiendo el té hacemos lo mismo con las dos cuentas oscuras engarzadas en alambre, que pegaremos en la tetera...


Ya casi está... tan sólo pegar una cajita de té en una de las esquinas y completar con algún platito o caramelo de cristal.
Podría ser un regalo para el día de la madre ¿no te parece?




Venga que el reloj ya marca las cinco ¡es la hora del té!  
y de ver los trabajos de mis compañeras...


Sólo falta buscarle un sitio para colgarlo en la pared...si te gusta más que apoyado en una caja...¿dónde? pues donde quieras, en la cocina, el comedor, tu cuarto, a tu gusto... o completar la estructura con otras tablitas alrededor y protegerlo por delante con metacrilato.



¿Te gustó?